Procedimientos Quiroprácticos

Primera visita

La primera visita es un paso crucial para que la quiropráctica pueda evaluar su nivel de salud y analizar su estilo de vida.

La quiropráctica empezará haciéndole preguntas detalladas sobre su historial médico, síntomas actuales, estilo de vida, dieta y hábitos de ejercicio. Esta información es importante para evaluar su nivel de salud y crear un plan de ajustes personalizado.

A continuación, la quiropráctica le hará un examen físico para evaluar la salud de la columna vertebral y las articulaciones. Puede incluir pruebas de flexibilidad, palpación para detectar zonas de tensión muscular, pruebas de fuerza y movilidad articular, así como pruebas posturales y neurológicas.

Este paso permite a la quiropráctica evaluar la postura del paciente y determinar si existen desequilibrios o problemas estructurales que puedan estar contribuyendo al dolor y los síntomas.

El examen de la columna vertebral por una quiropráctica es un paso clave en la evaluación y los ajustes relacionados con la columna vertebral y el sistema nervioso.

Juntos discutimos los objetivos de salud y estilo de vida a alcanzar.

La quiropráctica puede ofrecer un ajuste espinal inicial si está indicado. La finalidad de este

ajuste es aliviar el dolor y la tensión muscular a la espera de una revisión completa de las pruebas realizadas.

MAsaje pelo

Informe de Resultados

En la segunda visita se presentan los resultados y el plan personalizado para ayudarle a alcanzar sus objetivos de salud.

En función de estos resultados, la quiropráctica propondrá un plan de ajustes personalizado para ayudar al paciente a alcanzar sus objetivos.

Este plan puede incluir ajustes quiroprácticos, ejercicios de fortalecimiento muscular,

estiramientos, recomendaciones nutricionales y ergonómicas, así como consejos para mejorar el

estilo de vida en general.

El examen de la columna vertebral por una quiropráctica es un paso clave en la evaluación de su nivel de salud y análisis su estilo de vida.

Ajustes Quiroprácticos

En cada visita la quiropráctica procederá a ajustes quiropráctico de la manera que lo ve adecuada. La frecuencia y la duración de las visitas pueden variar en función de la gravedad de los síntomas y de la respuesta del paciente al tratamiento.

Un ajuste quiropráctico es el arte de utilizar un impulso neurológico suave y específico, hacia una dirección precisa, en una articulación.

Un ajuste quita interferencias y restaura el equilibrio del sistema nervioso, permitiendo al cuerpo sanarse.

Los ajustes quiroprácticos están diseñados para detectar subluxaciones y corregirlas de modo que el cuerpo vuelva a funcionar normalmente sin interferencias. La quiropráctica suele utilizar las manos para realizar el ajuste, pero también puede emplear herramientas o dispositivos especializados para ayudar a aplicar la presión.

La quiropráctica aplica una presión rápida y controlada en la zona deseada, lo que puede provocar un “click”. Este ruido suele deberse a la liberación de gas de la articulación, y es una sensación normal e inofensiva. Tras el ajuste, el paciente puede sentir una mejora inmediata del dolor o la movilidad.

Su quiropráctica, Sarah Mille, concede gran importancia a la seguridad de sus pacientes y se asegura de que cada ajuste se realice con el máximo cuidado y con las técnicas adecuadas. Se toma el tiempo necesario para explicar cada paso del tratamiento a sus pacientes y escucha sus preocupaciones y preguntas.

MAsaje cabeza camilla

Revisión de Progreso

Este procedimiento se utiliza para evaluar su estado de salud y determinar la eficacia de la visitas en relación con los objetivos de salud.

La quiropráctica evalúa su evolución desde la primera visita. La quiropráctica puede hacer preguntas sobre los síntomas actuales, las actividades recientes y cualquier cambio en su salud.

La quiropráctica revisa los objetivos fijados juntos para evaluar los resultados de las visitas.

La quiropráctica le informa de los cambios y progresos realizados en su estado físico y mental.

En función de sus necesidades, puede elaborarse un nuevo plan de acción que responda a sus necesidades individuales.